Ortodoncia invisible

En el ámbito de la salud dental, la aparición de una nueva forma de ortodoncia, concretamente la “ortodoncia invisible”, está suponiendo una auténtica revolución por sus buenos resultados y por lo tremendamente discreta que es.

La principal ventaja de esta ortodoncia, como su propio nombre indica, es que pasa totalmente inadvertida para las personas que no saben que la usas. Por eso, cada vez más gente se está interesando por este tipo de ortodoncia, incluyendo los casos en el que el uso de una ortodoncia no es que sea algo realmente necesario.

El hecho de tener una dentadura perfecta es algo tentador, y la ortodoncia invisible puede ayudarte a conseguir este propósito.

En el campo de la ortodoncia estetica podemos encontrar dos formas de ortodoncia invisible:

Ortodoncia Lingual

Desarrollado desde hace más de 30 años, la ortodoncia lingual es un tratamiento estético dental “invisible”, ya que consiste en colocar todos los brackets por el lado interno de los dientes, quedando libres de aditamentos las superficies visibles.

ortodoncia-lingual

Esta característica la convierte en una interesante alternativa para aquellas personas, jóvenes y adultas, que no desean utilizar los tradicionales aparatos visibles.

La ortodoncia como todas las ciencias ha evolucionado y avanzado gracias a la incansable tarea de investigadores alrededor del mundo. Es así como nace, hace más de 20 años, un sistema totalmente invisible: La ortodoncia lingual, técnica que consiste en colocar todos los bracketspor el lado interno de los dientes, quedando libres de aditamentos las superficies visibles.

Esta es una modalidad de tratamiento ortodoncia que actualmente está revolucionando al mundo odontológico y que día a día se utiliza más. El resultado final es igual al obtenido a través de la ortodoncia convencional, pero añade ciertos beneficios.

¿Qué es la ortodoncia lingual?

La ortodoncia lingual es una interesante respuesta a la creciente demanda de personas que desean alinear sus dientes y lucir una sonrisa perfecta sin que los brackets que permiten el tratamiento sean visibles. Y esa es precisamente la gran diferencia con respecto a la ortodoncia convencional.

En la ortodoncia lingual los brackets se colocan en la parte posterior de los dientes en lugar de en la frontal. Y no importa a qué edad decida uno someterse a ortodoncia ya que con el tratamiento lingual podemos corregir cualquier malposición dental y conseguir una boca saludable a la vez que una sonrisa perfecta.

Muchos adolescentes se niegan a someterse a un tratamiento ortodoncia. La razón fundamental de esta actitud es que les acompleja «llevar aparato» y prefieren no hacer nada, incluso aunque la mala colocación de sus dientes sea muy evidente y les ocasione problemas para comer o para hablar

Para estas personas, la ortodoncia lingual es la solución perfecta porque, como los brackets se colocan en la parte interna de los dientes y van unidos entre sí por un arco metálico son muy poco visibles.

ortodoncia lingual

Una vez tomada la decisión, y en una sola visita, el paciente es sometido a distintas pruebas diagnósticas y de medición para determinar el tipo, tamaño y presión que ejercerá el aparato de ortodoncia en la cara interna de sus dientes. Lo más difícil de este tratamiento es el periodo de adaptación que han de pasar los pacientes aunque este tratamiento no molesta más que otro método de ortodoncia.

En general, después de la primera semana la mayoría de los pacientes se han adaptado si bien es cierto que, efectivamente, no se pueden evitar pequeños problemas para comer y hablar así como irritaciones de la lengua que aparecen durante las dos o cuatro primeras semanas después de iniciado el tratamiento ortodoncia. Pero estos inconvenientes son insignificantes si se tiene en cuenta que gracias a la ortodoncia en poco tiempo se podrán corregir apiñamientos dentales, malposiciones o dientes torcidos.

✅ Ventajas de la ortodoncia lingual

Además de las ventajas estéticas que apuntamos, a través de este tratamiento ortodoncia el paciente puede ver los progresos desde el principio del tratamiento, lo que es imposible con un tratamiento labial ya que, en este segundo caso, los dientes quedan ocultos por el arco metálico y los brackets.

Pero además de estas ventajas de componente estético y psicológico, la ortodoncia lingual aporta otros beneficios:

  • La sonrisa no queda deslucida durante todo el tratamiento ortodoncia ya que los aparatos fijos quedan escondidos detrás de los dientes.
  • El paciente puede ver directamente cómo mejora la posición de sus dientes ya que no hay aparatos de ortodoncia que lo obstaculicen.
  • El esmalte de la parte visible no se daña y no decolora ya que la sujeción de los aparatos es por la parte no visible.
  • La higiene es mayor gracias a la autolimpieza que realiza constantemente la lengua.
  • El periodo de adaptación es menor ya que la lengua se adapta mucho más rápido que los labios.
  • Se elimina el riesgo de cortes en los labios de deportistas y personas expuestas a golpes, como pueden ser los niños.

❌ Desventajas de la ortodoncia lingual

En cuanto a las «desventajas» de este método se pueden resumir en una: el coste económico de la ortodoncia lingual es superior al de la labial.

Sea como fuere, si está pensando en someterse a un tratamiento de ortodoncia lingual decídase y considérelo como una inversión en salud. Piense que -sin que nadie lo note- estará corrigiendo sus dientes y podrá lucir una sonrisa perfecta y muy atractiva.

Eso sin contar que, al tener una boca sana, evitará patologías más graves que comienzan precisamente en la boca.

Alineadores Invisibles

La ortodoncia invisible se trata de un conjunto de férulas o alineadores que colocados de forma progresiva van moviendo los dientes hasta la situación deseada.

Estas férulas van aplicando fuerzas sobre los dientes para variar su posición, de la misma manera que lo haría un bracket.

Se utilizan alineadores transparentes que son fundas o férulas de plástico que se colocan sobre los dientes, y provocan el desplazamiento dental hasta conseguir la posición precisa sin tener que usar bracketts ni alambres, al ser removibles, permiten que el paciente se los pueda quitar en algunas ocasiones.
Sólo pueden usarse en determinados casos, y esto será determinado por el diagnóstico del ortodoncista.

En un primer momento se realiza un molde de la boca del paciente en su estado inicial. Este molde se envía a la central de Align Technology, en California, U.S.A.

Allí se procede al estudio de la boca del paciente. Los datos obtenidos en dicho estudio se introducen en un ordenador, de modo que, de una forma virtual, los dientes son colocados progresivamente hasta la situación ideal que deberían ocupar en la boca.

Los dientes se van moviendo digitalmente de forma progresiva, resultando un número variable de movimientos hasta lograr la posición deseada. Cada ligero movimiento se registra y a partir de él un sofisticado sistema informático por medio de un láser modela la férula o alineador, resultando una férula distinta cada vez que se requiere un desplazamiento.

ortodoncia invisible

De este modo se obtiene un número determinado de férulas , cada una de las cuales representa un estado del tratamiento. El número de alineadores que se necesitan varía en cada paciente y es dependiente de la magnitud del movimiento que se desea realizar. Cuanto más complicado sea el tratamiento, mayor número de férulas se requerirán, y mayor será el tiempo del tratamiento, igual que con los brackets.

La primera férula que se coloca corresponde al primer movimiento que se desea realizar. Una vez colocada, los dientes se van a adaptar a la forma de la férula en un plazo de unas 2 semanas, momento en el que se pasa a la siguiente férula.

Este sistema funciona del mismo modo que el tratamiento convencional con brackets, es decir, aplicando cuplas o pares de fuerzas a los dientes para poder dirigir su movimiento. Más de 100.000 pacientes ya han probado con éxito este innovador sistema que se viene utilizando en U.S.A. desde hace algunos años.

ortodoncia lingual

Como es el tratamiento con Invisaling paso a paso

En una primera visita se toman fotos digitales de la boca del paciente y se mandan por vía Internet a la central de U.S.A. En sólo 2 días podemos saber si el paciente es apto para el tratamiento con alineadores invisaling. En la segunda visita se toman los moldes de la boca del paciente y dos radiografías. Se envía de nuevo a la central y en cuestión de 2 semanas nos envían el “Clin-check”.

Esto consiste en una simulación virtual del movimiento de los dientes a lo largo del tratamiento visto en tres dimensiones, como si viéramos una película. De este modo sabemos exactamente cuáles van a ser los movimientos exactos de los dientes a lo largo del tratamiento y su situación final.
En este momento, tras ver el “Clin-check”, el paciente decide si quiere aceptar el tratamiento o no.

Una vez que el paciente acepta el tratamiento, las férulas estarán listas en otras 2 semanas, momento en que se le hará entrega de la primera férula. La revisión se realizará cada 2 semanas durante los 3 primeros meses.

La primera vez se instruirá al paciente sobre la forma de uso e higiene. En cada visita se cambiará la férula. A partir del tercer mes las revisiones se harán cada mes, entregando 2 férulas a la vez.

El coste depende de la duración del tratamiento. Es preciso hacer primero el diagnóstico antes de estimar un presupuesto.

¿Ortodoncia Lingual o Alineadores Invisibles?

La ortodoncia lingual, en general y para la mayoría de los pacientes, resulta muy cómoda, porque los brackets están hechos a medida de cada diente en una aleación de oro-plata-iridio totalmente pulida y sin aristas. Además es un tratamiento de ortodoncia fija, es decir, que no es de quita y pon, con lo cual el paciente puede “despreocuparse” del tratamiento.

La gente se acostumbra a hablar perfectamente a partir de la segunda o tercera semana, aunque hay pacientes que pronuncian perfectamente bien al cabo de 1 ó 2 días.

alineadores transparentes

Tal vez el único inconveniente respecto a la comodidad es que en algunos casos puede despegarse algún bracket, o moverse el arco y hacer pequeñas llagas en la lengua, lo cual puede resultar un poco incómodo hasta que se acude a la clínica a solucionar la urgencia; si bien este inconveniente es infrecuente en la mayoría de los casos, y compartido con la ortodoncia convencional con los brackets por fuera.

El hecho de que el tratamiento de ortodoncia sea “por dentro” obliga a tener más cuidado y ser más minucioso en la higiene, porque es más difícil cepillarse los dientes, si bien con un poco de práctica la higiene puede (¡Y debe!) ser igual de perfecta y exquisita.

Con Invisalign, en cambio, apenas hay urgencias, no se afecta en absoluto la pronunciación y prácticamente nunca se producen rozamientos dolorosos o llagas. ¡Esto es una gran ventaja!

El único inconveniente es que, obviamente, al ser un elemento móvil de poner y de quitar, hay que ser responsable y constante en su uso: deben llevarse los alineadores 22 horas al día sin falta, de un sitio a otro, no deben olvidarse en los viajes, ponerse las horas que tocan etc…es decir, como en muchas cosas en la vida, lo que es una ventaja en un sentido, es un posible inconveniente en otro. Depende del caso.

En definitiva, por suerte existe la posibilidad de elegir una alternativa cómoda en ambos casos, para que cualquier persona, en función de su estilo de vida y personalidad, con la ayuda de un doctor experimentado, pueda decidir qué sistema de Ortodoncia Invisible es más adecuado para su caso concreto.