Ortodoncia

¿Qué es la Ortodoncia?

La ortodoncia es una de las especialidades de la odontología y se encarga de la alineación de los dientes y de la corrección de los problemas en la mordida.

También se encarga de guiar la erupción de los dientes y controlar y favorecer el correcto desarrollo de los maxilares. De esta forma produce un equilibrio en el aparato bucal y, por lo tanto, cuida la estética del rostro. La ortodoncia es ejercida de manera preferente por un ortodoncista.

¿Para qué sirve una Ortodoncia?

La ortodoncia persigue tener una buena oclusión, es decir, un correcto encaje al cerrar la boca. La Ortodoncia lo hace posible colocando las piezas dentales dentro de la arcada (dentro de los maxilares) y buscando una correcta relación entre el maxilar superior y la mandíbula inferior. De esta forma, estará todo en armonía con la cara del paciente.

Beneficios de la Ortodoncia

  • Alineamiento de los dientes para un aspecto más bonito de tu sonrisa
  • Permite una mejor limpieza de los dientes ya que éstos, al finalizar el tratamiento, se encuentran en una posición más óptima: ni apiñados ni mal posicionados
  • Solución de problemas en la articulación temporo-mandibular. Hay pacientes que sufren de dolores de cabeza al apretar los dientes. Muchos de estos problemas se originan por una mala posición de los dientes

¿Qué es un Ortodoncista?

Un ortodoncista es el especialista que se dedica exclusivamente a la ortodoncia, es decir, a crear sonrisas. Cada vez más niños, adultos y sus familias están concienciados de los enormes beneficios estéticos y funcionales que conlleva realizar un tratamiento de ortodoncia.

El término ortodoncia se refiere también a la ciencia que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales. Su ejercicio es el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas.

Tipos de Ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia se puede realizar de dos maneras según el tipo de fuerzas que se apliquen, principalmente tenemos:

Ortodoncia fija

La ortodoncia fija se lleva a cabo mediante aparatología fija. Este sistema se compone elementos adheridos a los dientes (bandas y brackets) a los que se les añade firmemente unos finos arcos elásticos de aleación metálica mediante un conjunto de ligaduras.

ortodoncia fija

Más información sobre la ortodoncia fija

Ortodoncia removible

Los elementos de la ortodoncia removible pueden ser retirados de la boca por parte del paciente. Algunas de las ventajas es que es posible quitárselos durante la higiene bucal en las comidas.

ortodoncia removible

Estos aparatos de ortodoncia cuando tratan problemas dentales tienen sus indicaciones específicas que no suplen a la ortodoncia fija. En realidad solucionan algunas mal oclusiones sencillas con un coste económico inferior y menos molestias para los pacientes.

Más información sobre la ortodoncia removible

Ortodoncia en dos fases

En muchas ocasiones los pacientes precisan de ambas técnicas de ortodoncia para la resolución de su problema. Se habla, entonces, de tratamientos de ortodoncia en dos fases. La primera fase usa aparatología removible, realizada a edad temprana con una intensión fundamentalmente interceptiva u ortopédica. La segunda fase se lleva a cabo con ortodoncia fija, realizada a mayor edad cuando ya se ha producido o está a punto de producirse el recambio dentario completo.

Ortodoncia invisible

La principal ventaja de esta ortodoncia, como su propio nombre indica, es que pasa totalmente inadvertida para las personas que no saben que la usas. Por eso, cada vez más gente se está interesando por este tipo de ortodoncia, incluyendo los casos en el que el uso de una ortodoncia no es que sea algo realmente necesario.

ortodoncia invisible

Más información sobre la ortodoncia invisible

Fases en la Ortodoncia

Durante la duración del tratamiento de ortodoncia, existen distintas fases que se refieren principalmente al movimiento dentario que existe y que tendrá como objetivo el que haya una estética y función de la boca adecuada.

En total se dice que existen 7 fases de ortodoncia, entre las cuales la «fase cero» es la fase del estudio y el resto de fases la propia aplicación de la ortodoncia.

Estas son las 7 fases que existen en la ortodoncia:

  • Fase cero: es la fase en la cual se hace la primera consulta para poder elegir el tratamiento de ortodoncia más adecuado, si será una ortodoncia invisible o con brackets. Para ello, se genera un plan a partir de un diagnóstico preciso en donde se hace una evaluación. En esta fase se suelen utilizar radiografías, modelos de estudio, entre otros.
  • Fase 1: es la fase en donde se comienza el tratamiento de ortodoncia. Su objetivo es el corregir las discrepancias verticales y el apiñamiento. Tiene una duración de unos 6 a 8 meses.
  • Fase 2: es la corrección de la mordida y la relación molar. Se corrige durante esta fase toda la oclusión y la propia mordida con el fin de encajar los dientes en la posición que le corresponde.
  • Fase 3: es la fase en donde se cierran los espacios que existen entre los dientes, por eso es que se hace después de que los dientes se hayan alineado y colocado correctamente.
  • Fase 4: aquí los dientes ya está alineados y los espacios también están cerrados con lo cual se hacen pequeños ajustes como puede ser por ejemplo el corregir algunas discrepancias de línea media, el asentamiento final de los dientes, entre otros.
  • Fase 5: si se han conseguido todos los objetivos anteriores, entonces se pasa a la retirada de los brackets o en su defecto de las férulas. Es la parte en donde se pasa a la fase de retención.
  • Fase 6: una vez que se ha retirado la ortodoncia para que se mantengan en el tiempo los resultados se debe de utilizar unos retenedores fijos tanto arriba como abajo y unas fundas para dormir para que los dientes no vuelvan a moverse al lugar en el que estaban antes.

La duración de estas fases de la ortodoncia varían de un paciente a otro, por eso es que se considera un tratamiento personalizado.

Tipos de tratamientos en la Ortodoncia

Principalmente hay dos tipos de tratamientos con aparatos de ortodoncia. Por un lado, los que actúan sobre los huesos maxilares (por ejemplo, mentoneras para corregir el prognatismo mandibular o mandíbula adelantada o placas de plástico para ensanchar el paladar).

El otro tipo de tratamiento de ortodoncia actúa directamente sobre los dientes y consta de arcos de metal de diversas aleaciones sobre los que se deslizan unos soportes metálicos llamados brackets que presionan sobre los dientes y acaban trasladándolos a las posiciones deseadas.

Más información sobre los tratamientos de ortodoncia

Aparatos de Ortodoncia

Los aparatos de ortodoncia son unos dispositivos diseñados para corregir las posiciones defectuosas de los dientes y las anomalías de los huesos donde encajan.

Los aparatos de ortodoncia enderezan los dientes ejerciendo presión constante sobre éstos y manteniéndolos en una posición fija durante cierto período de tiempo. La mayoría de los niños necesitan aparatos de ortodoncia regulares hechos a base de alambres y bandas de goma que corrigen la dentadura ejerciendo presión sobre ésta.

Los alambres de los aparatos de ortodoncia ayudan a mover los dientes mientras que las bandas de goma ayudan a corregir el alineamiento y la forma en la que tus dientes están alineados.

Si tu dentadura necesita ayuda adicional, puede que necesites usar un aparato que conecte alambres desde tu cabeza o cuello con tus dientes. Si tienes que utilizar uno de estos aparatos ¡no tengas miedo!, probablemente sólo tendrás que utilizarlos para dormir o cuando estés en tu casa durante la noche.

Cada persona necesita utilizar aparatos de ortodoncia durante un determinado período de tiempo, pero la mayoría de las personas los utilizan durante dos años. Una vez que te quiten estos aparatos, necesitarás cuidar de tu dentadura, bien sea utilizando un retenedor plástico o una pequeña pieza hecha de plástico firme con alambres de metal o una pequeña pieza de plástico en forma de protector de boca. Los retenedores se utilizan para garantizar que tu dentadura no volverá a su posición original. Tu retenedor estará especialmente moldeado para ajustarse a tu nueva y enderezada dentadura.

Después de que obtengas tu retenedor, tu ortodoncista te dirá cuándo debes de utilizarlo y durante cuánto tiempo – puede que tengas que utilizarlo día y noche durante dos años, puede que tengas que utilizarlo de noche durante seis meses o puede que tengas que utilizarlo alternando cada noche durante muchos años. La cantidad de tiempo de utilización dependerá de tu tipo de dentadura.

Los aparatos de ortodoncia más utilizados

Dependiendo del tratamiento y del problema a tratar, se pueden utilizar aparatos de ortodoncia fijos o aparatos de ortodoncia removibles.

En el caso de los adultos, lo más recomendable es la utilización de aparatos de ortodoncia fijos, ya que los removibles sólo se utilizan por la noche.

Los brackets fijos van adosados o cementados al diente y pueden ser metálicos, de porcelana o de plástico. Estos aparatos junto a los arcos en alambre son los más comunes por ser más eficaces, rápidos y ágiles en poner las piezas dentales en su sitio, pese a ello, los adultos deben tener calma, puesto que su metabolismo óseo es distinto y se mueve más lentamente que uno que está en fase de crecimiento.

Los aparatos de ortodoncia están compuestos de varios elementos:

Separadores

se utilizan la primera semana del tratamiento de ortodoncia y se colocan entre las muelas. Cuando se quitan, dejan un pequeño espacio en el que se colocan las bandas.

Bandas

Llevan un soporte para el arco y su función es la de abrazar las muelas

Brackets

Se trata de pequeñas piezas que se adhieren a la superficie de los dientes. Pueden ser de distintos materiales.

Más información sobre los Brackets

Arcos

Alambres que unen los brackets y las bandas.

Donuts

Gomas que sujetas el arco con los brackets.

Retenedores

Arco fijo que se coloca tras los dientes una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia.

La ortodoncia se ajusta periódicamente a fin de lograr los resultados deseados. Los aparatos de ortodoncia usados en la actualidad son más pequeños, livianos y con menor cantidad de metal que en el pasado y, en ocasiones, ni se notan. En caso de soltarse aluna pieza, se debe acudir lo antes posible al ortodoncista, ya que «la falta de una pieza puede alterar el movimiento dental y estropear lo que hasta ese momento se ha conseguido».

Los brackets que actualmente se utilizan en adultos pueden ser de oro, que ofrecen un aspecto distinguido; de zafiro trasparentes «una de las opciones más demandadas hoy en día»; brackets quick que acortan el tratamiento. Permiten que el arco se deslice por su interior y así se distribuye mejor la fuerza entre todos los brackets y los dientes se mueven más rápido» y alineadores trasparentes, «fundas trasparentes de plástico que se colocan sobre los dientes y que prescinden de los brackets.

Además, existe la posibilidad de utilizar brackets linguales, «aparatos que se colocan en la parte interna de las piezas dentales y son invisible a lo los demás», se trata de una técnica poco difundida en España, pero de gran aceptación en otros países como Estados Unidos, Japón, Alemania e Italia.

Su principal dificultad reside en la dificultad de colocar los brackets, que requiere una mayor precisión y exactitud, «puesto que la fuerza se ejerce más cerca de la zona de implantación del diente, lo que también redunda en mejores resultados en menos tiempo. Además, la preparación del aparato de ortodoncia se hace en un laboratorio y luego gracias a una férula de trasferencia se pasa al paciente». Su ventaja es que queda oculta a la vista, no se daña el esmalte de los dientes y el periodo de adaptación es más rápido, al tiempo que se evitan roces y pequeños cortes en los labios.

Continuación del Tratamiento de Ortodoncia

Luego de instalados los aparatos de ortodoncia, en cada consulta se ajustaran o cambiaran los arcos de alambre, los cuales pueden ser de diferentes aleaciones desde trenzados de acero, acero de distintos calibres o aleaciones de beta-titanio o níquel-titanio hasta los arcos activados por el calor de la boca y los alimentos, los cuales al ser utilizados con brackets programados (pre-torqueados y pre-angulados) producen movimientos suaves y rápidos de los dientes (fisiológicos).

Después de cada cambio o activación de los arcos podrá haber un poco de dolor en los dientes, esto es una señal de que los dientes se están moviendo, luego podrás sentir una sensación como de dientes flojos que desaparecerá en pocos días.

A veces se hace necesario el uso de elásticos o ligas de goma, se te indicará la forma de colocártelos y la frecuencia para cambiarlos, su uso ayudará a los movimientos, el no usarlos puede producir movimientos indeseados pudiendo además prolongar el tiempo del tratamiento de ortodoncia.

El tratamiento de ortodoncia requiere la cooperación absoluta del paciente, y su participación plena, caso contrario el tratamiento de ortodoncia se prolonga más de lo debido o es en vano hacerlo. Los brackets que se colocan se fijan al esmalte por medio de un mecanismo de gravado ácido y una resina que penetra en los canalículos. Las caídas frecuentes de brackets no solo prolongan el tratamiento al tener que volver a colocar nuevos brackets sino que deterioran el esmalte.

Al final del tratamiento de ortodoncia, y para preservar los resultados obtenidos, se coloca la retención que consiste en una placa removible en la arcada superior y una delgada férula que une los dientes inferiores en la parte lingual (detrás) que queda adherida a los dientes. La placa removible se debe usar a un principio la mayor parte del tiempo posible y luego poco a poco menos tiempo hasta usar solo una vez a la semana una noche, pero siempre para asegurar total estabilidad.

En algunos casos es necesario el uso de aparatos de ortodoncia extraorales, (que van por fuera de la boca) básicamente hay tres tipos de aparatos extraorales, pueden usarse o solos a la bandas de los molares o combinados con los aparatos fijos.

Los aparatos para el cuello llamados de tracción cervical, son utilizados para disminuir el crecimiento del maxilar superior o para llevar los molares hacia atrás. Los aparatos de tracción alta pueden utilizarse para retardar el crecimiento del maxilar, permitiendo el crecimiento adecuado de la mandíbula cuando el crecimiento del maxilar ha sido mayor en proporción al crecimiento de la mandíbula, o para producir intrusión de los molares.

Las máscaras faciales o aparatos de tracción invertida, se usan cuando existe una deficiencia en el crecimiento del maxilar superior, traccionando al mismo mediante elásticos, está apoyado en la frente y barbilla o mentón del paciente.

Cuando se hace necesario el uso de aparatos extraorales, se requiere mucha cooperación por parte del paciente, ya que el tiempo de uso diario de los mismos no debe ser menor de 14 horas diarias.

Tratamiento de Ortodoncia en adolescentes y adultos

El tratamiento de ortodoncia en este tipo de pacientes se realiza generalmente con aparatos fijos, para ello, en la primera cita se colocan los separadores, los cuales pueden ser elásticos o metálicos, estos se ajustan apretadamente entre los molares con la finalidad de que estos se separen ligeramente para permitir días después que se puedan colocar las bandas que son como unos aros o anillos metálicos que van rodeando a los molares, eventualmente algún separador puede caerse esto puede ser producto de que se haya obtenido el espacio requerido lo cual puedes verificar haciendo pasar un trozo de hilo dental donde se cayo el separador, si pasa sin dificultad significa que ya el espacio se logro, si hay dificultad en el paso del hilo deberá ser colocado otro en su lugar.

Luego de colocadas las bandas en la siguiente cita te colocaran los brackets los cuales van cementados con un pegamento especial sobre tus dientes, existen muchos tipos de brackets dependiendo de la técnica que utilice tu ortodoncista, pero básicamente hay dos tipos de materiales mas utilizados, los metálicos (de acero inoxidable) y los cerámicos (de cristales de cuarzo y otros ) estos últimos su única ventaja es la estética, se recomienda en personas que por su actividad (artistas de televisión, cine, personajes públicos etc.) Requieren un material que se vea menos, pero por otro lado son mas frágiles, y al roce pueden producir desgastes en los dientes contra los que contacten.

En los casos de apiñamientos severos los movimientos iniciales son bastante evidentes y sorprendentes, al final de todos los tratamientos los retoques finales son un poco más lentos y puede parecerte que casi no se mueven, pero no es así.

Ortodoncia en adultos

La ortodoncia en adultos es «más cuidadosa y lenta» que la de los jóvenes, ya que no se pueden realizar todos los movimientos deseados por riesgos a efectos adversos, como la pérdida de las raíces dentales, de ahí la importancia de acudir a un profesional con contrastada experiencia, que será el encargado de decidir qué tipo de tratamiento de ortodoncia es el más adecuado para cada situación y edad.

El único requisito «exigible», antes de someterste s un tratamiento de ortodoncia de adulto es que ell paciente esté preparado para ‘vestir’ su boca con un aparato de ortodoncia durante, al menos, dieciocho meses. No es una decisión fácil y hay gente a la que le cuesta adaptarse a los brackets

El adulto debe saber que el aparato de ortodoncia no interfiere en su estilo de vida. «Una persona con aparatos de ortodoncia puede hacer lo mismo que una sin él. Únicamente, cuidará algo más su higiene y sacrificará algunos alimentos».

En la primera visita, el ortodoncista realizará una valoración previa del estado de las piezas dentales y la boca, en general, hará un examen clínico, un estudio radiográfico y cefalométrico, así como fotografías dentales y faciales, radiografías panorámicas y modelos o ‘moldes’ en yeso de la boca y los dientes del paciente.

Con todos estos registros es posible «hacer un diagnóstico esquelético, dental y facial, para una vez detectados, hacer una lista con los problemas y proponer el plan de tratamiento de ortodoncia adecuado para cada paciente en particular.

El tratamiento de ortodoncia en los adultos suele ser más largo que en los niños, su duración se estima entre los dos años y dos años y medio, incluso tres, dependiendo de la intensidad del problema de ortodoncia que presente.

Puesto que los huesos de los adultos no crecen como los de los niños, en casos concretos puede ser necesaria combinar la ortodoncia con cirugía, incluso si faltan piezas dentales. Normalmente la ortodoncia en adultos se realiza con el objetivo final de colocar una prótesis. Es necesario, en primer lugar corregir la posición de los dientes, para luego poder colocar el implante.

Como se realiza el Tratamiento de Ortodoncia en adultos
Los tratamientos de ortodoncia en pacientes adultos son:

  • Mediante colocación de dientes con brackets
  • O combinados con cirugía ortognática si existen asimetrías o descolocación de huesos que no podemos corregir con aparatos, al no haber ningún crecimiento en estos pacientes.

En estos pacientes se suelen colocar brackets esteticos, porque mejora la estética del paciente adulto durante el tiempo del tratamiento de ortodoncia.

Los brackets que actualmente se utilizan en adultos pueden ser de oro, que ofrecen un aspecto distinguido; de zafiro o trasparentes o brackets quick que acortan el tratamiento.

En la mayoría de estos tratamientos de ortodoncia, están involucrados otros especialistas (periodoncista, implantólogo, protesista, endodoncista) para poder conseguir el éxito completo.

El precio del tratamiento de ortodoncia depende del tipo de aparato de ortodoncia que se emplee. Este puede variar desde los 3.000 euros de un tratamiento con aparatos (brackets) convencionales colocados por fuera hasta los 7.000 euros si el paciente solicita aparatos de un material más exquisito.

Se trata de una inversión para toda la vida. Por eso, aunque el precio puede parecer elevado, al final no lo es tanto.